Actualidad

04/11/2015

Consejos básicos para tener unas uñas sanas

Consejos básicos para tener unas uñas sanas

A nuestra clínica podológica en Castellón llegan muchos pacientes con uñas en mal estado. No se trata de uñas engrosadas o encarnadas sino de uñas débiles, que se rompen con facilidad o que padecen hongos. ¿Quieres saber qué debes hacer para tener unas uñas sanas? Pues de momento, continuar leyendo este post en el que te contamos las pautas básicas que debes seguir.

La primera norma que debes tener en cuenta si quieres que las uñas de tus pies estén sanas y fuertes es secarlas muy bien cuando salgas de la ducha. La humedad es muy perjudicial para las uñas de los pies y además de debilitarlas, favorece la aparición de hongos. Sécalas bien después de bañarte y procura utilizar calcetines de fibras naturales y calzado transpirable que garantice su ventilación.

Como clínica podológica en Castellón con gran experiencia en estos tratamientos podemos asegurarte que abusar de los esmaltes de uñas es otro de los principales motivos por los que las uñas se debilitan, rompen o sufren hongos. Deja a tus uñas respirar y libéralas cada cierto tiempo de los esmaltes.

No compartir cortaúñas, limas o tijeras es otra de las medidas que debes tomar si no quieres correr el riesgo de sufrir infecciones u hongos en las uñas de tus pies.

Y como siempre, el papel del calzado también es muy importante cuando se trata de tener unas uñas más sanas. Evita el calzado demasiado apretado, especialmente si está realizado en materiales sintéticos.

En La Clínica del Peu te recomendamos realizar revisiones periódicas para que así, puedas detectar a tiempo cualquier problema que puedan sufrir las uñas de tus pies. Realiza siempre una antes de la llegada del verano y otra al finalizar para comprobar los efectos que el sol y el agua del mar y la piscina han causado en ellas.